Una organización que quiere vivir en el siglo XXI y trabajar en el nuevo paradigma, prioriza la satisfacción real del público real y concreto al que dirige su acción. Sabes mejor que yo que el alcance masivo difícilmente deja huella positiva y requieres de muchos recursos (tiempo y dinero para organizar, difundir y ejecutar).

Comprendo que esto puede ser un problema para algunas instituciones, porque supone asumir que no habrá un lleno hasta la bandera en ninguno de tus eventos. Tu y yo sabemos que eso nada tiene que ver con el éxito. Aunque la burocracia nos empuje a la masificación , el éxito que obtienes por la calidad es el valor que aportas a la comunidad.

Y eso es tu sello.

El personas que han disfrutado y aprovechado la actividad. Y, sobretodo, lo que esas personas harán y dirán.

Porque las instituciones públicas necesitan una buena reputación, lo mismo que las organizaciones sin ánimo de lucro deben demostrar que lo que ofrecen a sus asociados es diferente y relevante.

Enfocarte en un público y ofrecer la calidad.

No se trata de ir contracorriente, se trata de construir. Y la construcción, como el aprendizaje, necesitan tiempo. Se que te gustaría tener una varita mágica para que todas las propuestas y recomendaciones de mejora que te hacen lo informes sectoriales y de expertos se convirtieran en realidad. Y se es te resulta muy difícil hacer entender a la ciudadanía que hay mucho trabajo detrás de cada acción y que no tienes esa varia mágica. Por eso es tan importante que segmentes públicos, para actuar enfocado en sus necesidades concretas y comuniques de manera que conectes con ellos.

Es fácil pensar que el público de una institución es todo el mundo. Todo el mundo es bienvenido al museo, al teatro, a la oficina de turismo, … Pero todos sabemos por experiencia que no es lo mismo recibir a un grupo de escolares con su profesor que a un grupo de familias, aunque en ambos grupos hay niños. Y no es lo mismo organizar la presentación de una novela que una revista de historia local.

Con los objetivos y las estrategias de comunicación pasa lo mismo. Las notas de prensa llegan a toda la población, la repercusión mediatica queda muy bien en las memorias de actividades. Pero lo que te hace ganar la confianza del público es la conversación. de la misma manera que diseñas acciones para tus segmentos, piensa en los medios y en los mensajes para comunicarte con ellos, piensa en como crear conversaciones interesantes para poder construir la institución ideal o la ciudad soñada o el mundo que os gusta.

Recuerda lo concreto es lo que consigue objetivos. El relato es lo que te conecta. La conversación es lo que te hace crecer

 

 

unsplash-logoMax Goncharov