qué es la creatividad y para qué sirve

qué es la creatividad y para qué sirve

El próximo sábado es el día de la Creativiadad y la innovación, y quería celebrarlo contigo porque mi trabajo va de eso, de cratividad e innovación en las relaciones con los públicos. Por eso  me parece genial que la ONU decidiera dedicarle un día a estas dos capacidades humanas tan interesantes. La capacidad de crear, idear cosas nuevas y la capacidad de hacerlo realidad, de llevar a cabo el proceso necesario para convertir las ideas en realidades.

Algunas claves sobre la creatividad y el trabajo creativo. > La creatividad es visual, no lineal. La creatividad va de crear conexiones entre puntos que aparentemente no tiene nada en común. El trabajo creativo es flexible y envolvente, como el gas, acaba ocupando todo el espacio disponible, toda nuestra mesa de trabajo, toda nuestra pizarra de notas y esquemas, todo nuestro taller, … Es mejor si es colaborativo, mostrar tu trabajo, compartirlo, contarlo de alguna manera lo hace crecer.

Hay un ejercicio muy divertido que aprendí cuando era estudiante y que hoy me resulta muy útil. Te dan una lista de parejas dispares y tienes que encontrar una relación. por ejemplo: Mango y una Iglesia, un coche y una planta decorativa; Vogue y una taza de café; … Prueba a hacerlo 😉  al principio cuesta mucho pero luego es un juego de superación.

Hay un error frecuente con la innovación y es confundirla con el uso indiscriminado de nuevas tecnologías. Claro que la última tecnología es innovadora, porque es nueva y se hace para solucionar un problema, pero si tu no tienes ese problema no hay nada de innovador en que la apliques en tu trabajo, porque la clave está en mejorar.

Bien, y todo esto ¿qué tiene que ver con tu trabajo y con tu organización?

Pues mucho, porque como ves la creatividad no va de elegir colores o hacer frases ingeniosas (no solo) y la innovación no va de ofrecer cursos de tecnologías. La creatividad y la innovación, van de crear y sirven para todo.

Sirve para ser una Institución creativa e innovadora. Lo cual es mejor que ser lo de siempre, del montón. Si sientes pasión por lo que haces no puedes dejar que tu organización sea mediocre, estoy segura de que sueñas con una oficina de turísmo, una biblioteca o un departamento ideal, elegante.

En tus procesos de trabajo internos, en los proyectos que llevas a cabo y en los que imaginas. Una organización creativa e innovadora sabe relacionarse bien, porque es más interesante y atractiva. De modo que sus usuarios están más satisfechos y sus financiadores se interesan por ella.

Es como un super poder, con creatividad e innovación se puede todo. Se pueden crear proyectos sostenibles, perdurables y diferentes, que demuestren al mundo cuál es el valor que aportas y por qué te mereces existir y crecer. Y se puede tener una comunicación a la altura de esos proyectos reales y concretos y que ayude a alcanzar el ideal.

unsplash-logoElijah M. Henderson

¿cómo sabes que te relacionas con la gente adecuada?

¿cómo sabes que te relacionas con la gente adecuada?

Tu sabes mejor que nadie que ahora a las instituciones se os pide “hacer más con menos”, no vamos a hablar de los porqués ni del hasta cuando se podrá hacer esto o dónde tienes que que poner el límite de tus esfuerzos y entrega. Esas son una cuestiones delicadas  y complejas (escribiré un post). Pero como tu y yo sabemos, y todo el mundo sabe, hacer las cosas cuesta o dinero, o tiempo, o personal, o una combinación de las anteriores de modo que habrá que buscar la manera.

Puestos a economizar recursos es fundamental tomar decisiones correctas. Y este es un equilibrio difícil de alcanzar ¿verdad? En principio tus decisiones son correctas o incorrectas si te llevan a lo que querías conseguir, pero cuando los recursos que necesitas son un problema la toma de decisiones se complica.

Recuerda que el éxito se mide en función de los objetivos y sus resultados y que las relaciones son lo que importa.

Y luego está el tema de la transversalidad. Tengo que reconocer que esta es la parte que más me gusta de la Relaciones Públicas, visualizar la conexiones que un proyecto o una acción tiene con diferentes áreas.

Todo esto es lo que controla un Plan Estratégico, pero vamos por partes.

Necesitas saber si te relacionas con gente interesante

Ya sea para buscar colaboradores o para aceptar una propuesta de colaboración necesitas saber si se trata de una relación interesante para tu organización. Si se convertirá en una relación que te lleve al éxito. Para eso necesitas tener unos criterios de valoración, una especie de filtro para saber si lo que te propones o lo que te proponen encaja con tu estrategia.

tu promesa como organización
tu clientes
tus fortaleza
tus debilidades

Cualquier decisión tiene que pasar por este filtro, todo lo que hagas en solitario o en colaboración debe de reforzar tu promesa y tu fortalezas, acercarte a tus clientes y compensar tus debilidades.

Hacer esto desde una empresa es complicado, pero hacerlo desde una Institución Pública o desde una Asociación es verdaderamente difícil. Pararse, pensar estratégicamente y organizarlo todo en un Plan nunca parece ser prioritario, siempre hay tareas más urgentes ¿o quizás no tienes las herramientas para hacerlo? El caso es que esa definición de la promesa, propuesta de valor, se diluye; los clientes no están bien definidos; y los puntos fuertes y débiles cuestan de analizar.

Pero debes hacerlo, porque esto va de personas, de las personas con las que te relacionas y hacen que tu trabajo valga la pena.